Control parental

Los sistemas de bloqueo (bottom down) en destino son una herramienta o aplicación que permite a los usuarios limitar la recepción de determinados contenidos en sus dispositivos electrónicos.

Se conocen comúnmente como sistemas de “control parental”, ya que su uso más extendido se da entre padres y responsables educativos para vigilar que los menores no el contenido al que acceden sus hijos en internet desde sus dispositivos electrónicos.

Las aplicaciones se pueden instalar en móviles, televisiones, tablets y consolas. Vigilan el contenido al que acceden los niños en internet.

La función de esta herramienta es bloquear el acceso del menor a contenidos inapropiados de tendencia sexual o violenta, controlar el tiempo que pasan los niños en internet, guardar las búsquedas en el historial de navegación y geolocalizar el dispositivo.

Como señala el Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE, actualmente es posible encontrar en el mercado diferentes sistemas o aplicaciones de control parental como Family Link, Family Time, Securekids, Qustodio, Norton Family, Eset
Android permite instalar el control en móviles y tablets. En este sistema operativo se puede configurar un temporizador que limita el uso en cada una de las aplicaciones del dispositivo para que, cuando el tiempo estipulado termine, no se puedan usar hasta el día siguiente.

Los padres también podrán observar la cantidad de veces que se ha desbloqueado el aparato electrónico, así como las notificaciones que se han recibido. Además, se puede silenciar la actividad del dispositivo durante el periodo de descanso o estudio.

Apple permitirá la instalación de esta herramienta de forma gratuita para móviles y ordenadores con sistema macOS e iOS. Podrá restringir las páginas web de contenido adulto, controlar el tiempo de uso de las aplicaciones, bloquear con contraseñas los programas del teléfono e impedir que el menor pueda comprar por internet sin consentimiento paterno.

Microsoft utiliza el sistema de Windows para instalar el control parental. Permite restringir programas específicos y controlar los juegos a los que el menor puede acceder estableciendo una clasificación en función de rangos de edad. También permite el bloqueo de páginas webs.

Además, marcas como Samsung, Panasonic, LG, Play Station, XBOX y Nintendo Switch también permitirán la instalación en televisiones y consolas al tener acceso a internet.

Movistar Junior es una aplicación de entretenimiento dirigido a menores de 12 años. Para entrar en la aplicación la página solicita una contraseña pin que previamente ha seleccionado el adulto. Los contenidos se dividen en rangos de edad: de 0 a 4 años, de 5 a 7 o de 8 a 12.

YouTube Kids es una aplicación limitada con ajustes personalizables por edad y preferencias. Permite adecuar los vídeos a la madurez del menor, por lo que se pueden bloquear canales y desactivar la función de “búsqueda”.

Netflix, HBO y Prime Vídeo limita las series, películas o programas calificados para edades superiores a la establecida en cada perfil y permite bloquear manualmente aquellos contenidos que el adulto considera inadecuados.

El buscador de Google permite filtrar el contenido sexual explícito entre los resultados pero tendrá que configurarlo el mayor de edad.